jueves, 13 de marzo de 2014

La carta. Capitulo 3

Capitulo 3

La carta.

Con el tiempo aprendí que no podía ayudar a todas las personas, ni que todas las personas me querían escuchar. Una vez me acerque a una mesa en el cual una señorita sollozaba desconsoladamente y ni bien le dije que si necesitaba algo me dijo que si, que me fuera… le insistí y le dije que cualquier cosa la podía ayudar y que la vida era demasiado hermosa para llorar por una persona que no la quería evidentemente (por lo que había podido ver y escuchar en el tiempo que habían estado en el café) de inmediato se levanto y me arrojo agua en el rostro, dejándome en ridículo ante todo el mundo que asistía al café. Cosas que se aprenden.

Pero lo que mas aprendí es a no esquivar el corazón, pero conducirlo con la razón, siempre, Como hacia años estas dos personas (que les comente anteriormente) me lo avían enseñado. Hubo un tiempo en el que me comencé a sentir mal nuevamente de mi estomago, y tuve que contratar a un muchacho para que me ayudara con el bar. Este muchacho me impacto desde la entrevista. Vi en sus ojos una confiabilidad que nunca antes había visto en nadie. Su voz era muy franca y tranquila. Siempre se tomaba un segundo de mas, para responder, pero te decía las palabras justas y necesarias para tomar la decisión precisa. No paso mucho tiempo para que nos hiciéramos grandes amigos y luego socios del Bar. Su nombre era Pedro. Y había vivido tantas o mas historias que yo.

El mismo día que empezábamos a trabajar sucedió algo que nos marcaría para siempre. Esta vez fue otra persona la que nos comento una historia a nosotros… algo que desde ese día empezó a ser habitual. Y empezamos a escuchar otras experiencias.  Pero la forma de contar la historia nos fue Triste, porque la leímos a través  de una carta. Carta que todavía conservo en mis pertenencias esperando volver a ver a ese hombre y saber que esta bien.




La carta la encontró mi amigo y la había dejado una chica sobre la mesa. Esta carta estaba toda arrugada y llena de lágrimas y decia…

Lunes 10 … (las lagrimas han borrado la fecha)

Si algún día leerás esto, no lo se hoy. Pero no escribo para que lo leas, escribo porque me hace descargar, me hace sentir mas liviano.  Que difícil se me torna todo cada vez mas, pero… tengo que ser fuerte. Tengo que salir de esto… por las pocas personas que me quieren. Tengo que afrontar la realidad, ya no estas con migo, tu mereces alguien mejor. Aunque me duela en el alma, no te merezco. No obstante, como te dije esa tarde, no se que viste en el. Pero no quiero escribir de eso. Tu sabrás el porqué, solo busca tu felicidad. Solo espero que seas feliz, al lado de la persona que tú elijas, eres grande. Ya no puedo aconsejarte en tus decisiones porque tu así lo quieres. Me has alejado. Porque yo hice lo suficiente para ahuyentarte. Porque no supe expresarte mi amor. Porque te lastimé y mucho, te lastimé delante de gente querida para ti. Te juro que intenté controlar mis celos, mis obsesiones mis debilidades etc. Perdón por no lograrlo.   El único culpable de todo esto soy yo. 

Te doy gracias por hacerme entender que yo no te arruine la vida, me ha costado mucho creerlo, pero hoy lo se gracias a ti. Al igual que a la vida de mis viejos. Se las complique desde antes que naciera. Nadie quería que yo brotara. Y ese dolor es algo que uno no se puede sacar del alma. Tampoco se puede comprender. Es muy grande para apaciguarlo. Perdoné a mi abuela horas antes que muriera (ella solo esperaba eso, para morir en paz) pero solo la perdone a ella, a nadie mas de mis familiares. También ese intento de aborto (y que todos los médicos que visitaron mis padres, dijeron que yo estaba muerto) me ha dado una capacidad enorme de amar a mis padres. Los amo con todo mí ser y los respeto porque se jugaron todo por mi, sin saber como iba a nacer. Pero también una capacidad de jugarme y de dejar todo por los
demás, por que a eso he venido a este mundo, a servirles a los demás, a ayudarles. 

Los doctores decían que si nacía me iba a faltar parte de masa encefálica; pero fue peor, porque lo que me faltaba no era parte del cerebro, sino parte de mi corazón; nací con un resentimiento hacia mis familiares y el mundo, terrible. Creo, que en un inconciente mío, esto es  parte de mi desprecio a las drogas, porque a mi madre le dieron pastilla para abortar. Y con el detesto también a las personas que las consumen… como te lo dije esa vez, perdí espiritualmente a mi propio hermano por ello. Todo aquello se me oculto siempre, es por aquello que no me gusta que me oculten cosas. Por ello me dolió tanto que me ocultaras tu nueva relación y que lo elegiste a él, para vivir tu vida con él. 

Ya no sentiré tu aroma…  ni el de nadie mas….

Jugué toda mi vida
Con especias, condimentos
Aromas y sabores.
Eh tenidos en estas manos
Y he degustado
Sabores de todas las latitudes del mundo.
Italia, España, la India
El Perú, Colombia y otros.

Pero nunca pude ni siquiera acercarme
A ese primer aroma que me cautivó.
Tu aroma, ese que desprendías
La primera vez que hicimos el amor.
¿Lo recuerdas?
Yo lo llevaré en mi corazón, siempre.

El sabor de tus labios
Frotándose con los míos.
Fue la receta que nunca superé.
Tu boca ardiente,
Que encendían mis deseos.

Fuiste, eres y serás, siempre
Mi estrella, la que alumbra mi camino.
Gracias por todo lo compartido
Gracia por haberle robado a los dioses
El elíxir del amor 

y habérmelo hecho probar. 


No quiero que llores, solo quiero que comprendas mi decisión. Ya no dañaré a nadie mas, ya no. Yo quería que esto fuera un mal sueño, pero cada mañana que pasa y me despierto veo que no es así. Miro a mi lado y no estas. Esto no es un mal sueño, esto es la realidad. Se que ya te he dicho esto, pero al contrario de la canción te pido  que no me detengas si has oído esto antes. Se que siempre me respetaste, aunque yo no lo mereciera. Fuiste una verdadera mujer. Y perdón por mi ego, soberbia u orgullo, pero  yo se que en algo influí para ello y es por ello que estoy mas que orgulloso de haber vivido junto a ti. Se que jamás me engañaste, solo estaba revestido con la vida por todo lo que ya sabes y por cosas que aun no sabes porque han pasado ahora. No eres nada de lo que te dije aquella fatídica noche, ni siento nada de lo que expresé en ese momento de locura. Fuiste mas de lo que merecía, entonces hoy mas que nunca…  a Dios.

Pero… cómo explicarte que
Dios esta enojado con migo,
porque yo era un ángel suyo y cuando te vi
Decidí bajar para amarte.
Cómo explicarte que tu sonrisa
ha sido mi escudo para todo mal.

Cómo explicarte que
 Las estrellas que titilan allá en lo lejos
no son mas que recuerdos,
de todos esos hermosos besos.

Cómo explicarte que
Esta noche casi oscura 
me lleva a la locura. 

Cómo explicarte que
La oscuridad hace falta
Para poder ver la luna.

Cómo explicarte que
Es mi corazón el que habla,
El que pide perdón.

Cómo explicarte que
Mis brazos siempre estarán
Para abrazarte, para contenerte.

Cómo explicarte que
Mis oídos siempre estarán
Prestos a escucharte.

Cómo explicarte que
Mi hombro siempre estará
Para que te puedas apoyar.

Cómo explicarte que
Quiero hoy mas que nunca
Contarte que me estoy enamorando
Otra vez, de alguien fantástico.

Cómo explicarte que
El hombre que tu formaste
Hoy quiere, hacer feliz a otra mujer.

Cómo explicarte que
Que Te llevaré
en lo mas profundo de mi corazón.

Cómo explicarte que
Que otros ojos hoy
Iluminan mi vida

Cómo explicarte que
Es otra la vos que
Espero escuchar Cada mañana.

Pero… como explicarte que
Tengo miedo de lastimarla
Como te lastimé a ti.

Cómo explicarte que
Decidí alejarme de ella
Para no lastimarla

Cómo explicarte que
Mis fuerzas se agotaron
Para seguir luchando.

Cómo explicarte que
Mi tiempo ha acabado
Aquí en la tierra.
  
Cómo explicarte que
he decidido
volver con Dios.  





No hay comentarios:

Publicar un comentario