jueves, 3 de noviembre de 2011

“Vamos por la gloria”

Escrito por Mauro Aguirre   
Presidente del Movimiento de Integración Nacional.
La redacción de la Revista Integrac ión Nacional, ha decidido reeditar la siguiente nota de marzo de 2010, en la que el Dr. Mauro Aguirre, Presidente del Movimiento de Integración Nacional, se refiere a la “crisis mundial” y desmiente su finalización, explicando su verdadera naturaleza de “crisis del sistema capitalista a escala mundial” y no sólo “de las hipotecas”, como se afirmaba en aquellos días.

Además explica el oportunismo de la oposición, su vínculo con los medios de comunicación y considera que sólo se unieron para el reparto de cargos, pero que no podrán hacerlo para nada más.
El tiempo nos dio la razón

Ajustar para salvar ¿a quién?

Esta campaña se da en el marco de una crisis mundial fenomenal, y digo esto porque es fundamental que entendamos el marco general en que nos movemos.

Quienes militamos en el MIN, estamos en la Capital de Mendoza pero somos seres humanos afectados por un sistema político, económico, cultural y socio-estructural que es mundial. Nosotros tenemos que entender el panorama para saber qué nos pasa a los latinoamericanos, a los argentinos, a los mendocinos, y en ese marco, cómo actuamos política y culturalmente, comprendiendo cuáles son los valores que rescatamos y a partir de esto armar una conducta personal y política.

Todo eso genera coherencia y parecemos tipos normales que actúan conforme a lo que piensan y sienten.

En este momento en el mundo se da una crisis que se ha tratado erróneamente como “Crisis de las Hipotecas”, y supuestamente ha terminado. Y es falso, es una crisis que afecta al sistema capitalista a escala mundial, de la cual no se ha salido ni muchísimo menos.

Ayer mismo ha habido en Grecia una movilización de unas 15.000 personas: han quedado policías y manifestantes heridos, unos cuantos detenidos y han prendido fuego algunos autos por el rechazo que genera en la ciudadanía griega las “medidas de austeridad”, que no son otras que las que aplicó el “Turco” Menem en la Argentina, las que también aplicó De la Rúa, por eso tuvieron el mismo ministro de economía, y no son otras medidas que las que aplicó Martínez de Hoz, que dirigía el proceso llamado de Reorganización Nacional. Esas son las medidas de un liberalismo más o menos ortodoxo según los casos.


Frente a la enormidad de la deuda que han contraído los Estados para salvar a los  bancos, en medio de esta crisis, se buscan mecanismos para pagarla. ¿Y cómo se paga? Se paga sobre la base de ajuste: lo que están haciendo en España es ¡ajuste! y lo que están haciendo en EE.UU. hacia abajo es ¡ajuste! y lo que están haciendo en Grecia es ¡ajuste! y lo que están haciendo los países escandinavos es ¡ajuste! Y como política de ajuste también, vista en el plano internacional desde el punto de vista de los países centrales, hay que ajustar a los países periféricos, por eso perforan hoy el petróleo en Malvinas, porque ajustan la relación con la periferia para seguir saqueándola, para salvar las deudas enormes de los países centrales.

Ése es el estado de la causa mundial que estamos viviendo, y nosotros hacemos política en ese marco, por eso hacemos una nota sobre Malvinas y Petróleo. Mientras algunos hablan de la importancia de cambiar el carácter de la reina vendimial de Capital, el mundo y la política nacional atraviesan momentos decisivos.

Por lo visto es un escándalo el planeta, que además ha puesto en tela de juicio la existencia misma de miles de seres humanos y también la existencia de la tierra, el agua y el aire. Y cuando digo la tierra no sólo digo en términos de la tierra para cultivar. Hay algunas opiniones de científicos que están planteando (habría que ver la veracidad de estos asertos) que esta ola de terremotos también tiene que ver con el calentamiento global.

Este calentamiento está determinando que el “cemento que pega” las actuales placas se empiece a aflojar. Es una de las tesis y es otro de los efectos que está trayendo el calentamiento global, a más temperatura más volubilidad del cemento que pega las placas. ¿Será cierto?, sólo Dios lo sabe... y las predicciones mayas.

Lo cierto es que hay terremotos por todos lados, que además, como decía el poeta“Padre, dígame que le han hecho al río que ya no canta, que resbala como esos peces que murieron bajo un palmo de espuma blanca; Qué le han hecho al bosque, padre, que no hay un árbol”.

Los “peces” se mueren en el río, no hay árboles en los bosques, es una destrucción del planeta lo que está ocurriendo pero al final el poeta le dice “Asómese y les dice que usted nos tiene a nosotros, y les dice que nosotros no tenemos miedo, padre; deje usted de llorar, que nos han declarado la guerra”.

Compañeras y compañeros nos han declarado la guerra en todos los frentes, están poniendo en tela de juicio la existencia de la humanidad, el agua, la tierra y el aire.

En ese marco de compresión de lo que está pasando en el planeta, es que nosotros pobres mortales tenemos que salir a explicar ¡¡¡TODO!!!
Los bancos y la oposición
La lógica del sistema capitalista es la mayor renta, y ésta se da por los altos negocios riesgosos a los que han apelado los bancos para multiplicar sus ganancias.

El mismo Adam Smith (padre del liberalismo económico) decía en el siglo XVIII:“guarda con los bancos, que si no los regulamos se quedan con todo”. Es decir, vamos a ser muy liberales, menos con los bancos.

Cuidado con los bancos, dice Paul Krugman en uno de sus artículos publicados en diario Los Andes.

Dice, Obama puede tener una reforma de salud liviana pero la reforma financiera tiene que ir hasta el final, porque le da nuevamente oxigeno a los bancos, estos hacen lo de siempre y cuando nos enteramos como es la crisis desaparecieron 300 millones de personas más.

Entonces todo es efímero. Si a mi la plata en dos meses se me duplica en un negocio riesgoso y la recupero, ¡que me interesa la cosecha!, ¡que me interesa que se ponga y salga el sol!, si el banco a mí me multiplica la riqueza y finalmente todos nos vamos a morir.

Es la lógica perversa del sistema financiero a escala mundial, que ha hecho pensar así al planeta y a la política.

En esta lógica están inmersos todos estos ignorantes que son maricas por la imposición de la política y no son capaces de enfrentar el destino porque no saben del destino común. Simplemente importa el destino individual de multiplicar su plata en los términos de la perversidad del huso horario, efímero e insustancial.

Entonces las vidas se transforman en cosas no sustantivas. Las cosas pierden valor, los hombres pierden valor. Nosotros mantenemos el valor de la palabra, porque mantenemos el valor de la vida humana, que incluye las palabras, los sentimientos y los valores, no apostamos a la inmaterialidad sustantiva, en término de comprensión de la cosa desde el punto de vista de la humanidad. Tenemos otro tipo de compresión de los grandes asuntos. Entonces entramos en contradicción con el modo de pensar y con la cultura establecida, y cuando lo trasladamos a la vida política, nosotros militamos y ellos hacen negocio.

En ese marco estamos haciendo política. En una incomprensión de ellos con nosotros y un desprecio de nosotros hacia ellos, pero apelamos a un inconsciente colectivo, porque nosotros sabemos que cuando decimos cosas con sustancia los argentinos y argentinasnos entienden.

Por ahora no vamos a cambiar ni el nombre de una calle, pero cada circunstancia que nos toque vivir la vamos a utilizar para seguir creciendo, y cuando podamos cambiar los nombres a las calles en realidad vamos a cambiar lo que circula por ella.

Fíjense la falta de conciencia política que hay en la oposición, se juntó solo para repartirse los cargos.

En la consideración efímera del destino y de la eternidad, como ya tienen todo se terminó esta unificación de la oposición.

No tiene plan ni proyecto. ¿Usted se imagina votando al mismo proyecto a Claudio Lozano con Menem, a Romero con Giustiniani, a Don Bosco y la Mignon, Don Chicho y Napoleón, Carnera y San Martín? ¡No!. Entonces no se van a juntar nunca más.

No duran un round, porque no tienen convicción, porque no tienen objetivos estratégicos, sólo tienen búsqueda de cargos sostenido por los medios de comunicación.

Todos los que están en el Senado, todos los que son diputados, primero estuvieron en la televisión.

Son producto de la televisión, no de la militancia y la convicción. Esto hace entender la conducta de Roxana Latorre, la coequiper de Carlos Reutemann, ¡le votó a los contrarios! Anda a saber que le dieron a cambio, pero también anda saber que le dieron para llegar al Senado. Y Reutemann dice, -en esas reflexiones de un corredor de Fórmula 1 que milita los destinos el país- “la oposición es muy frágil” ¡Vos sos frágil¡ y lo único que te interesa es hacer negocios con el Diario La Capital de Rosario. Corría en Fórmula 1, ese negocio se acabó, se hizo viejito, tenía que entrenar mucho, se cansaba y está haciendo otro tipo de negocio, los negocios de la política. Él llego a la política de la mano del “Turco” Menem. Esto es Reutemann.

Todo esto no le sirve al país, queremos una dirigencia distinta. Conforme a esto vamos en búsqueda de un protagonismo decisivo frente al pueblo de Mendoza.

Para terminar me voy a remontar a la mitología griega. La madre de Aquiles, que era una diosa y tenia mirada larga, ante la pregunta de su hijo de ¿qué hacer con su vida? Le dijo: si vos querés casarte, tener hijos, una huerta, quédate en casa. Eso si, de vos se van a acordar tus hijos y a lo sumo tus nietos. Pero si marchás a Troya durante miles de años se va a hablar de vos, porque vas a luchar por la gloria, y la gloria está en Troya. Pero a Aquiles no le interesaba la justicia, le interesaba la gloria. Tenemos un parecido y una diferencia.

¡Si nos interesa la justicia!, ¡nos interesa esta voluntad incorruptible de luchar por una sociedad más justa! Pero tenemos un parecido, ¡también vamos por el poder y la gloria!

Dr. Mauro Aguirre

No hay comentarios:

Publicar un comentario